Blog de Turismo Rural

Descubre tu experiencia ideal

10 trucos para conseguir las mejores fotos en tus viajes

Publicado en October 4, 2014 por Sara Bottero

Son miles los detalles interesantes que nos encontramos en los viajes, aun así, esto supone una mayor dificultad para poder aplacar en cierto sentido el objetivo final, que vendría siendo una composición bonita y en su punto. Existen algunos elementos importantes que al ser mezclados pueden dar como resultado una imagen que comunique, conmueva y conmemore, es por eso que te contamos algunos de ellos para que tu recuerdo hable de ti por muchas décadas

Fuente: Diógenes

  • Disparar pero antes debes pensar: Cuando vayas a tomar la foto debes darle un poco de sentido a lo que en ella quieres retratar: piensa en el encuadre, en los elementos que pueden ser interesantes y en los posibles personajes que pueden aparecer en ella. 
  • ¿Qué quieres comunicar?: Esta pregunta es esencial porque a partir de ella crearás toda una atmósfera ideal para darle forma a un recuerdo que tenga vida mucho tiempo después de haber sido plasmado. 
  • Elige una hora fotogénica: Todo dependerá de lo que quieras enmarcar, por ejemplo si son paisajes,  escenas urbanas o monumentos, cada lugar tiene un encanto especial en determinadas horas. 
  • Piensa en los mejores colores: Una buena mezcla de colores puede hacer de una composición una verdadera obra de arte, así que analiza muy bien cada elemento como el clima, el paisaje, los personajes.
  • Huye de las fotos comunes: Si ese viaje tiene un significado importante para ti, entonces de igual forma debe tener una digna representación, en este caso la fotografía. Evita los primeros planos y lánzate a profundidades de campo interesantes y comunicativas.
  • Analiza el lugar : Luego de mirar las ventajas que tiene el lugar que visitas, podrás entender varias cosas que harán sin duda que tu foto sea algo que valga la pena. 
  • ¡No a los selfies!:  Hay mucho tiempo de ocio en casa para que puedas tomarte selfies, aprovecha tus viajes para inspirarte, crear nuevas perspectivas personales y motivarte a hacer algo distinto.
  • Ten paciencia: Las buenas fotografías por lo general necesitan tiempo, así que ten un poco de paciencia.
  • Experimenta: Por ejemplo puedes jugar con diversas perspectivas, reflejos, colores, en fin, hay un montón de posibilidades para que tus fotos no sean las típicas.
  • Lleva siempre un trípode: El trípode es el compañero fiel de tu cámara, así que para evitar fotografías movedizas y feas no debes olvidarte de él.

Fuente: Feans

10 motivos para enamorarse de una persona que viaja

Publicado en October 1, 2014 por Sara Bottero

Viajar ¡Qué palabra!, verbo que consume toda clase de vestigios y sentimientos: ideales, virtudes, valores y hasta facultades. Todos alguna vez hemos elevado nuestras mentes en un viaje, los nuevos rumbos siempre traen cosas buenas, cosas que nos alimentan el alma y nos abren el apetito de la tolerancia hacia lo nuevo. Salir a conocer es ir aprendiendo a volar, cada que viajamos a un destino nuevo, vamos alzando vuelo, así que ¡Sacude las alas!. 

El amor se parece mucho a los viajes, en ambos se enciende la pasión por la vida y por la esperanza de querer encontrar nuevas emociones escondidas. Si alguna vez te has preguntado ¿Por qué debo enamorarme de una persona que viaja? Aquí te exponemos algunas buenas razones: 

Siempre quieren viajar:

Una persona que viaja siempre tendrá el instinto de la curiosidad activo, así que es muy difícil que quiera dejar de conocer entornos únicos e innovadores.  Una relación con un hombre o una mujer que tenga como estilo de vida recorrer y conocer lugares, siempre conducirá a las mejores historias y a los más recónditos temas políticos, antropológicos, culturales y sociales. 

Tienen una rica cultura linguística:

Quien viaja, sabe idiomas y formas propias de comunicarse. Es un ser tolerante que entiende lo que significa ponerse en los zapatos del otro. Su personalidad, suele ser pacífica y contemplativa, es por eso que siempre está receptivo a las nuevas formas de comunicación que se encuentre en el camino.

Son amantes de la novedad:

Los nómadas del deleite, tratan de conocer todo lo que un lugar posee: su gastronomía, sus entornos emblema, los sitios alejados y únicos. El ritmo de su vida no se limita a la dirección recta de las vías, intentan ir más allá para descubrir, analizar y disfrutar las diferentes actividades que puede ofrecer determinado entorno.

Son independientes:

Las ataduras no son precisamente lo que más les llame la atención, han fortalecido mucho su sentido de la supervivencia, así que se interesan más por compartir momentos con la persona que aman, que por imponer situaciones lejos del ritmo natural. 

Mente abierta y actividad al 100:

Por suerte nunca se cierran a las nuevas experiencias, son personas activas que necesitan estimular su lado emocional a partir de lo nuevo que puedan conocer. 

Se enfocan en la solución y no en el problema:

El conocimiento que les ha dejado la experiencia viajera, les ha otorgado el gran regalo de la solución inteligente de problemas, así que no les interesa mucho los problemas triviales que emanan en el trayecto. Prefieren eso sí divertirse y sacarle el mayor provecho al viaje que han emprendido.

Son espontáneos:

Quien viaja tendrá maneras inteligentes de desempolvar la rutina, tendrá palabras que llenen y que hagan crecer el intelecto de la pareja.

Saben de formas diferentes para vivir:

Conocen métodos y estrategias originales para desaparecer el aburrimiento, muchas son las posibilidades de los viajes: tomar fotografías, escribir, pensar, renacer. En efecto quien se enamore de una persona viajera, nunca estará ceñido al aburrimiento.

Se adaptan fácilmente:

Son socialmente abiertos, no tendrán problemas con entablar nuevas relaciones de amistad para poder compartir el conocimiento que han recogido y encubado durante todos sus viajes.

Emprenden siempre un camino al conocimiento propio:

Sus acciones son respetuosas porque saben que el otro puede ser el camino para el autoconocimiento, saben tejer bien sus palabras para empezar a comprender el mundo que hay dentro de ellos.

 

Un recorrido por las encantadoras playas de Menorca

Publicado en September 23, 2014 por Sara Bottero

En Menorca se pueden encontrar verdaderas joyas: playas vírgenes y calas con belleza única, todas ubicadas realmente cerca unas de otras. Esta es una zona increíblemente privilegiada, donde aún se conserva un patrimonio natural autóctono, lleno de sorpresas y hermosura mediterránea. Conoce las mejores playas de Menorca y enamórate:

  • Cala Morell, se ubica al norte de Ciudadela y se encuentra en medio de acantilados y rocas, que pueden ser escaladas por una serie de escaleras realizadas en piedra.

  • Cala Tirant, está en  Fornells, a ella se puede acceder mediante unas escaleras de madera, desde allí se puede observar el faro de Cavalleria.

  • Algaiarens, es totalmente virgen, su arena blanca y una humilde casa de pescadores es quizá la evidencia más contundente.

  • Cala Pilar, el acceso es un poco complicado, debido a que hay que caminar una hora para llegar hasta ella. Aun así, la playa es una verdadera joya que vale la pena visitar.

  • Binimel·là y Cala Pregonda: totalmente virgen y preciosa, luego de un pequeño trayecto de 10 minutos se llega a Cala Pregonda o " la cala roja de Menorca" nombre que cobra sentido debido a su arena rojiza.

  • Platges de Cavalleria, es una serie de pequeñas playas, a cada una de ellas se puede llegar siguiendo la carretera que lleva hasta el faro.

                                                                    Fuente: Traveler.es

  • Son Saura, playa virgen, que guarda una limpieza adecuada, bordeada por arena blanca y fina.

  • Macarella y Macarelleta, muchos las han etiquetado como las mejores playas de la isla. Estas dos calas se abren paso entre acantilados, pinos y rocas, un verdadero espectáculo natural.

  • Cala Galdana, con un sello familiar por excelencia, se pueden hallar varios servicios para pasar un buen día de playa.

  • Binigaus: es la playa nudista con más renombre en la isla. Sus aguas son transparentes y su arena totalmente blanca y limpia.

 

Las diez banderas azules de Ibiza

Publicado en March 20, 2014 por Xavi Diaz

La isla de Ibiza es uno de los paraísos del Mediterráneo. Sus costas y sus playas son objeto cada verano de miles de instantáneas donde salta a la vista su belleza. Sin embargo, no todo el mundo se pone de acuerdo a la hora de evaluar cuáles son las mejores playas de la isla. Para algunos serán aquellas de difícil acceso con menos reclamo turístico,  para otros serán aquellas playas que tienen más ambiente nocturno, las que derrochan fiesta ibicenca  por la noche pero se despiertan con resaca por el día. En todo caso, lo que sí se puede hacer es nombrar aquellas playas que han recibido la distinción de bandera azul por su calidad.

Desde hace algunos años la Fundación Europea para la Educación Ambiental establece una serie de distinciones a las playas y puertos  que siguen una serie de criterios establecidos. La finalidad de este galardón no es otra que la de distinguir a las playas que cumplen, por decirlo de alguna manera, con un mínimo de requisitos para poder ofrecer una buena calidad a los bañistas.

Estos criterios van desde la calidad del agua, a las señalizaciones del estado de la mar, pasando por los servicios de socorrismo y control sanitario. En el caso de Ibiza  en el 2013 contaba con un tal de 10 playas con bandera azul. Hay cinco en el municipio de Sant Josep de Sa Talaia -Ses Salines,  Cala D´Hort, Cala Vedella, Cala Tarida, Platges de Comte-  y cinco en el de Santa Eulàlia des Riu -Cala Llenya, Santa Eulalia, Cala Llonga, Playa des Riu y Es Canar-.

Playa de Ses Salines - Foto Hugo Pereira

En España, el número de playas que cumplen con esta normativa y que, por tanto, han recibido el distintivo de bandera azul se incrementa cada año y todas las Comunidades Autónomas cuentan con más de una en sus costas.