Blog de Turismo Rural

Descubre tu experiencia ideal

Visita a la Peñazuela de Ainzón

Publicado en September 16, 2014 por Severino de Llanza Drudis

HOY DESDE CASA RURAL TORRE DE CAMPOS VISITA LA PEÑAZUELA EN AINZON.

Casa Rural Torre Campos

Esta mañana hemos realizado una excursión para conocer un paraje espectacular y muy poco conocido en Ainzón.


Se trata del paraje de la Peñazuela ubicado en la ladera del barranco del mismo nombre.
Partimos a escasos metros de la ermita de San Sebastian y siguiendo el curso ascendente de una acequia de tierra que cuenta con unas curiosas bocas de riego construidas en piedra en época musulmana y, rodeados de un autentico bosque de olivos milenarios cultivados, para salvar el desnivel del terreno, en terrazas dentro de unas característicos grandes pozas destinadas a almacenar el agua de lluvia.


Concluimos después de dos horas de caminata en la presa de piedra que se encuentra en el cauce de este barranco y sirve para alimentar, en época de lluvias, las acequias que a izquierda y derecha parten de ella.


Como curiosidad no perderse la cabaña construida en lo alto de un olivo a mitad de camino, en el cauce de la acequia.

 

La ruta de la sidra asturiana

Publicado en August 28, 2014 por Xavi Diaz

Seña de identidad desde tiempo inmemorial, la sidra forma parte del ADN no sólo de los asturianos sino de las regiones colindantes como Cantabria y País Vasco. Pero es, sin duda, en los pueblos, aldeas y pedanías asturianas donde la sidra es una religión a la que se le prodigan horas y horas de culto.

Esta devoción que rige, en muchos casos, la vida diaria ha trascendido generaciones y hoy en día se ha convertido en un elemento turístico más que atrae a los viajeros que llegan a estos “praos”, que es como se conoce en asturiano a los vastos prados verdes que abundan en Asturias. De hecho la sidra es considerada por los asturianos como una bebida saludable, no en vano tiene un bajo contenido alcohólico que oscila entre los 4 y los 8 grados. De hecho se ha recomendado en casos de reumatismo, obesidad e hipertensión por sus efectos diuréticos en estos dos últimos procesos, según el Consejo Regulador de la Denominación de Origen “Sidra de Asturias”.

La sidra es el emblema que se erige, por tanto, en un punto de atracción turístico y la prueba de ello son la sidrerías que, ya de por sí, son un caprichoso y sabroso destino final en muchos viajes. Para saborear y conocer las diferentes sidras elaboradas de forma artesanal -sin aditivos ni compuestos químicos- según recetas ancestrales, existen rutas de la sidra para conocer los lagares donde se elabora este líquido dorado.

Un recorrido para ver escanciar la sidra tradicional que como se ha hecho desde siempre podría pasar por Nava, dentro de la comarca de la Sidra. En julio, que tiene lugar la fiesta de la sidra en este municipio, se reúnen cientos de viajeros para degustar algunas de los sabores más auténticos y observar también el arte de escanciar durante el Concurso Internacional de Escanciadores. Además, en este pueblo se encuentra el Museo de la Sidra de Asturias.

De allí se puede recorrer otros pueblos, mecas de la sidra donde los lagares ofrecen diferentes tipos de sidra, desde la tradicional pasando por la espumosa o la de Nueva Expresión que se sirve sin escanciar. Entre los pueblos de Villaviciosa y Colunga, dirección Santander por la carretera A-8 podemos dar con sidrerías auténticas donde catar verdaderas exquisiteces y acabar la ruta en el municipio de Lastres. Aquí sólo desgranamos algunas de las aldeas asturianas con gran tradición sidrera pero en cualquier rincón de esta comunidad, es fácil encontrar algún lagar, por pequeño que sea, que elabora una gran sidra única, con personalidad.

Si te ha interesado esta ruta y quieres realizarla, puedes contactar a enrutaturismo.com para que elaboren ésta u otra clase de rutas que te interesen y que quieras disfrutar.

Casas rurales que miran hacia el enoturista

Publicado en March 11, 2014 por Xavi Diaz

La atracción que ejerce el vino y el conocimiento de la producción, así como la degustación y  el descubrimiento de nuevas bodegas y viñedos ha derivado en un perfil de viajero específico: el enoturista. Cada día esta demanda crece más, debido a la eclosión de nuevos servicios dirigidos a este sector. Los establecimientos que ofrecen este tipo de turismo tratan de diversificar sus ofertas incluyendo la vinoterapia y visitas a museos enológicos.

En España son bien conocidas las diversas rutas del vino, como las de Jerez, Jumilla, Rias Baixas y, sobre todo, las configuradas en el entorno de La Rioja entre otras. Las propuestas para el enoturista ya no sólo se restringen al vino sino también a la cultura, gastronomía, ocio y actividades que giran alrededor de la viticultura. De hecho los alojamientos de turismo rural se han subido al carro de este nuevo fenómeno. A continuación, se detalla una breve descripción de algunas de las principales casas rurales que brindan este servicio:

 

La Casa del Cofrade, Albelda de Iregua (Rioja)

Es un alojamiento de piedra cuyo comedor ha sido excavado en la propia montaña. Se pueden realizar excursiones por la zona, así como de "enocatas", "enovisitas", e ingresar el "enomuseo",  al Museo de la Dinastía Vivanco, para terminar con una siesta luego de una sesión de masajes vinoterapéuticos como forma de su paquete "enorelax".

 

Casa Palacio Santa Cruz de Mudela, (Castilla- La Mancha)

La arquitectura de la casa, que data del siglo XVII, le brinda una característica sensación de remontarnos al pasado. Si bien en su antigua bodega ya no se pueden reposar los vinos, han quedado aún las inmensas tinajas de antaño. Se pueden visitar bodegas cercanas y también posee un museo en zonas aledañas.

Monumento Monasterio de San Clodio, Leiro (Galicia)

El monasterio del siglo XII, tras ser reformado y combinando un estilo clásico y elegante, sirve para dar alojamiento a los enoturistas interesados en visitar los viñedos cercanos al monasterio. Ofrece visitas a bodegas, entre ellas a las bodegas de Ribeiro, incluida la degustación.

Esta opción le ofrecerá al viajero un paseo por las rutas de lo tradicional mientras descubre nuevas formas de disfrutar uno de los exponentes gastronómicos españoles.