Blog de Turismo Rural

Descubre tu experiencia ideal

De abismos y pueblos preciosos

Publicado en Agosto 27, 2014 por Sara Bottero

Las paradojas en la vida siempre están presentes, en este caso, se trata de varios pueblos que están al borde del precipicio, pero aun así, no dejan de tener un toque encantador que de manera magnética se forma entre las rocas, para decorar el paisaje que les antecede. Miles de preguntas pueden pasar por nuestras cabezas, claro, es normal, porque por ejemplo ¿Cómo pueden mantenerse aún en pie? ¿Quién construyó semenjantes edificaciones tan inverosímiles?. Pero, para entrar en materia, te presentamos 4 pueblos españoles que parecen extremadamente endebles : 

Albarracín, Teruel:

Quienes conocen Albarracín inmediatamente evocan a su famoso castillo "el Castillo del Andador", también, para deleitar están las murallas que acogen una parte importante de la Sierra de Albarracín. Además de un ADN que puede producir vértigo, es importante mencionar de igual forma, que desde  1961 la ciudad ha sido considerada como Monumento Nacional. La ventaja de su construcción y de su ubicación, es que permiten tener unas vistas que fácilmente se pueden catalogar como increíbles.

Arcos de la Frontera, Cádiz:

Es herencia del pueblo árabe y cuenta con un Conjunto Histórico rico y sobre todo hermoso. Su abismada arquitectura, no es la única atracción, también hay una majestuosa naturaleza que en sus alrededores se puede disfrutar, por ejemplo el lago de Arcos, que ha merecido el título de Paraje Natural.

sara

Frías, Burgos:

La historia en Frías, es diversa e interesante, también lo son las casas juntas que se encuentran en el cerro de La Muela, donde serpentea el río Ebro. La arquitectura, puede envolver al turista en tiempos medievales, y los paisajes que se pueden observar desde allí, son indudablemente de esos que matan a la desesperanza.

 Ronda, Málaga:

Ronda es uno de los destinos incluídos en la Ruta de los Pueblos Blancos. El Puente Nuevo, un impresionante estructura que se alza entre montañas, se encuentra sobre las aguas del río  Guadalevín. La villa entera se puede observar desde allí.

Casas Colgadas, Cuenca:

Sus formas medievales y un tanto difíciles de imaginar han convertido a Casas Colgadas en la atracción más relevante en Cuenca. Desafiando cualquier posibilidad, las casas alardean de sus hermosas fachadas y balcones en medio de un abismo de inconfundibles alturas.

 

Este entrada fue publicada en Extraordinarias y etiquetada en Turismo, Acantilados, Senderismo, Agroturismo, Etnoturismo, Turismo rural, Tradición, Casas rurales, Viajes, Excursiones, Consejos