Blog de Turismo Rural

Descubre tu experiencia ideal

5 hábitos de antaño que deberías retomar ahora mismo para vivir más saludable I

Publicado en Febrero 13, 2015 por Sara Bottero

Este post te servirá porque: podrás cuidar el planeta, hacer más amena tu vida, ahorrarás recursos y dinero y sobre todo, entrarás en una atmósfera más pacífica contigo mismo y en ese mismo orden de ideas con los demás. El pasado no debe considerarse como una motivación platónica y mucho menos debe olvidarse, estas dos opciones son tan erráticas, como inciertas, pero aun así, las siguientes propuestas serán una prometedora guía que te regalarán la oportunidad de abrir senderos más armónicos en tu plena meta de vivir el presente. 

 

1. Usa estrategias de limpieza alejadas de los químicos nocivos: Seguramente la abuela de tu abuela limpiaba su casa con aquellas cosas que podía comer, esto es por ejemplo, limón, ajo, bicarbonato, vinagre, entre otros elementos que por sus propiedades son más que fascinantes para cuidar el medio ambiente y el hogar. Para comenzar tu proyecto de limpieza pronatura, puedes seguir el enlace y encontrar toda una variada colección de trucos que prometen salvar a tu familia de los agentes nocivos de los limpiadores habituales.

2. Compra objetos solo hasta que la vida útil de otros se acabe por completo: Hay algo que se llama obsolescencia programada, que es básicamente un marco que retrata el círculo vicioso del: comprar, tirar, comprar, tirar; esta situación no solo le otorga recursos millonarios a compañías e industrias que lo único que hacen es contaminar el medio ambiente con su inconsciencia, sino que también, afecta en gran medida la producción de nuevas tecnologías que sean más tolerantes y amigables con el ritmo desmesurado que lleva hoy la humanidad. Así que por tu bien y el de las generaciones futuras, no tires todo a la basura, intenta arreglarlo o comprar algo de muy buena calidad (no te dejes llevar por las marcas, algo costoso no es algo necesariamente resistente).

3. No dependas tanto de los aparatos electrónicos: Está bien sí, es verdad, todos son de gran ayuda: acortan distancias, nos evitan ese trajín de lavar en tabla hasta que las ampollas salgan, la inteligencia está a un paso casi mágico, pero cuidado, todo eso de la dependencia es un error que puede paralizar no solo la forma objetiva -o justa- de pensar, sino que también puede fabricar un imaginario facilista y contranatura que no deja formalizar una armonía más complementaria con el entorno natural y con los vínculos fascinantes de lo sencillito y gratificante, como eso de pausarse para ver el sol engendrado por dos montañas brumosas... Apágalos un rato para que comiences a conocerte, acorta esa distancia y verás que la vitalidad retorna.

4. No compres más ropa, mejor repara la que ya tienes: Esa tendencia de acumular todo, se ha vuelto muy común, dicen "más tengo, más valgo" y entonces, cualquiera se preguntará ¿El valor sí lo otorga esto realmente? por el momento puedes iniciar a reparar tu ropa, ya sabes que las tendencias de ropa siempre van y vienen así que ¡No te preocupes por tu apariencia, estarás a salvo de los burlones!.

5. Más remedios naturales: Son los más beneficiosos y los más útiles, así que no hay más excusas para no usarlos. Nuestros abuelos, sospechaban de cualquier "mano científica" que aseguraba tener en su poder el elixir de la eterna salud y longevidad, así que por eso preferían las infusiones de todo tipo, los tratamientos a base de plantas y demás remedios que si no servían, al menos no se podía sentir la decepción de lo prometido. Sacude un poquito tus neuronas de tantos medicamentos industriales y realiza investigaciones personales donde lo natural sea el medio y el fin.

¡Sigue leyendo!:

> El mejor viaje que puedes hacer, es ese que te conduce hacia ti mismo.

> Trucos ideales para la adecuada limpieza del hogar.

Este entrada fue publicada en Revolución Verde y etiquetada en Turismo, Senderismo, Turismo rural, Casas rurales, Viajes, Consejos